¿Cómo detectar una alergia alimentaria?

17/02/2020

Por diversos factores, cada día son más las personas con alguna intolerancia o alergia alimentaria. Motivo por el que la industria alimenticia ha tenido que responder a dichas dificultades de salud, y ofrecer productos cada vez más sanos y libres de aditivos. En esta nota te contamos cómo saber si podrías padecer una alergia alimentaria.
 

Primero que todo, es fundamental entender qué es una alergia alimentaria: se trata de una reacción o respuesta alterada del organismo ante una sustancia que es considerada alérgeno. Dichos alérgenos pueden ser perfectamente tolerados por personas no alérgicas, sin embargo, para las personas alérgicas resultan tremendamente peligrosos para su salud. Cuando una persona alérgica se enfrente a su alérgeno, el sistema inmunológico crea mecanismos de defensa que se vuelven dañinos, y ahí es cuando aparecen los síntomas a las alergias.
 

Los que se enfrentan de forma mayor a alergias alimenticias son los niños con un 8% de prevalencia a nivel mundial, y luego los adultos con un 3%. La explicación tras ese porcentaje es que esta patología se inicia habitualmente en los dos primeros años de vida para disminuir progresivamente durante la infancia hasta la edad adulta, sin embargo, aún se desconoce el mecanismo por el cual se adquiere la tolerancia y se logra superar con el paso del tiempo en muchos de los casos.


Dentro de los principales alimentos causantes de alergias alimenticias se encuentran:

  • Leche

  • Huevo

  • Pescado

  • Crustáceos y moluscos

  • Frutos de cáscara

  • Cacahuate

  • Trigo

  • Soja

 

Cabe destacar que, dependiendo del grado de cada persona, las alergias alimentarias no necesariamente ocurren cuando se consume un alimento, también puede pasar a través del contacto o de la inhalación de los alimentos. El simple hecho de tocar u oler un alérgeno podría desencadenar una reacción exagerada del sistema inmunológico y desencadenar molestos síntomas para la persona que lo padece como erupciones en la piel, picor, urticaria, asma, diarrea, vómitos o jaqueca, u otros más graves como palpitaciones o shock anafiláctico, entre otros.
 

Afortunadamente, existen formas para detectar a tiempo una alergia alimentaria:

  • Historial de paciente. Es clave conocer el contexto de la posible alergia. El médico recoge información desde el nacimiento de la persona para verificar que no existan manifestaciones evidentes ante algún alimento desde su primer contacto, y luego se realiza un estudio sobre sus antecedentes familiares, para dilucidar si existe algún tipo de vínculo genético a dicha posible alergia.

  • Punción de la piel. Consiste en raspar la piel o perforar con pequeñas cantidades del alérgeno y esperar a ver su reacción. No se trata de una prueba exclusiva para alérgenos alimentarios, sino que es utilizada para otro tipo de alergias estacionales, a ácaros, pelo animal, polen, etc.

  • Contacto con la comida real: Se trata de un desafío donde el posible alérgico ha de entrar en contacto con el propio alérgeno en una atmósfera controlada y se observa su reacción. Acá es vital hacerlo bajo la supervisión de un especialista.

  • Parche atópico: Es una prueba en la que un parche impregnado en el alérgeno es pegado a la piel por hasta 48 horas para estudiar sus efectos.

  • Extracción de sangre: Se realiza para comprobar la presencia de algún resto de histamina en la sangre que pueda relacionarse con el contacto o ingestión de algún alimento.

  • En una sociedad cada vez más exigente en cuanto a estándares de tolerancia alimenticia, Saniito resulta ser una gran opción ya que ninguno de sus productos contiene alérgenos. Todos son libres de gluten, lactosa, GMO y aptos para veganos.

Compartir en Facebook
Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes
Please reload

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
0